vino

 Le dijo: “Me encantaría, si puedes mañana nos vemos” y Ole se alegró. No todos los días puede uno alardear de sus conocimientos eléctricos, si los tuviera… Pasó la tarde observando los enchufes y cables de la televisión de su salón y no obtuvo ninguna revelación. ¿De qué va esa mágica energía?, ¿Cómo conocer los caprichos de esos cables? …“No sé porqué, pero yo veo la tele perfectamente”

Al día siguiente, según lo acordado, la vecina le esperaba en su casa. Olegario acudió a la cita armado con un martillo y unos alicates; hay que ir preparado, nunca se sabe… ”Entonces, ¿sabe cómo arreglar la antena de la tele? Hace días que no sintonizo ningún canal” dijo ella. Ole inició el protocolo de actuación, revisó todos los cables y el mando a distancia y no le extrañó ningún elemento especialmente. “Sinceramente, no sé qué puede ser, es la primera vez que me encuentro con algo así, supongo que estas cosas pasan.” Conformes con el diagnóstico, disfrutaron del programa vespertino de radio con el tema “Diferencias entre el vino de reserva y el de crianza, ¿Cómo elegir?”

Anuncios