EL HOMENAJE

“Mmmm… tan sabrosita, jugosa y apetitosa… Qué recuerdos me traen esos pinchos de tortilla de patata en la taberna D. Pepita. Cómo olvidar la imagen de aquel hombre sentado en la penumbra de un habitáculo, alejado del bullicio del gentío del local, inclinado sobre un cubo situado a sus pies y concentrado en la ardua labor de pelar kilos y kilos de patatas para crear la obra maestra…

Pues esta noche cenaré ese manjar!”

Decidido a esculpir, pelador en mano, los tubérculos necesarios para elaborar su festín, destapa sin demora el patatero que tiene en la encimera y como quien da un paso en falso ante una sucesión de escaleras abajo, siente el frío vértigo de comprobar que no le queda ni la típica patata disecada.

Una loncha de mortadela, un tranchete y la rodaja de un tomate en pleno ocaso conforman el relleno de un exquisito sándwich.

“Oh Pepita! Quién tuviera en su plato un trocito de aquella pitanza tan deliciosa ..!”

Anuncios

5 comentarios sobre “EL HOMENAJE

Agrega el tuyo

  1. Cuando vi la película de Jamón, jamón y el protagonista ( Bardem ) le dice a la protagonista ( Penélope Cruz ): “Me sabes a jamón y a tortilla de patata” casi se me cae una lágrima. Me pareció uno de los mejores piropos que se le puede decir a alguien. Yo también sentiría ese “frío vértigo” de no encontrar ninguna patata.

    Me gusta

    1. Hay cosas de las que no podemos escapar, como de nuestra cultura y esa gastronomía del terruño, llena de olores a tortilla, queso, jamón y buen vinazo se lleva impresa en el ADN.

      Me gusta

  2. ola ke ase? mi pregunta es si la patata embrutece. me gusta y he consumido en gran cantidad durante mi larga vida. ¿me puede provocar demencia prematura?

    gracias de antebrazo

    Me gusta

  3. por cierto, me ha gustado y apenado la historia del hombre sin patatas. me recuerda a un lugar conocido esa tortilla y raciones de D. Pepita..

    Me gusta

    1. Demencia no, querido amigo, pero según estudios farmaceúticos altamente fiables, parece que una ingesta continuada de tuberculo amarillo, o lo que es lo mismo “patata de toda la vida”, puede provocar imsomnio, diarrea y alucinaciones con dragones y flores de jardin. Si la intoxicación no es curada a tiempo, quizás sienta inclinación al transformismo y quiera cambiar de banco. Pero no se preocupe, eso nos pasa a todos, está tan rica la tortilla…!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: