¿Volverán los desayunos de tostadas con aceite y azúcar? Volverán los días de mirar por la ventana y ver palmeras en la orilla de la playa al oler el césped recién regado? Esos momentos en los que se congela el tiempo y vuelves a balancearte en el columpio del parque con los pantalones manchados de arena. Tiempo de hacer castillos en el aire con la ilusión de estrenarlos al cumplir los 10 años.
Días de hastío en los que el pijama se vuelve lo más elegante para pasar el día. Volverán esos días en los que faltan segundos en los minutos y horas en el día para disfrutar de ti y tus circunstancias? De tomar decisiones sin pensar en las consecuencias….
Si, afortunada e inevitablemente volverán…

“¿Decías? Perdona, me he obnubilado con esa araña de la pared” Margarita había preparado un suculento aperitivo para el al mediodía del domingo. “ Te decía que elijas, mosto o vermut? A mí me gusta más el vermut, pega más con las aceitunas” “Pues no se hable más, que sean dos!”

Anuncios