microfono

Hoy viajaremos al interior de un mundo de posibilidades, la imaginación. Nos trasladaremos a una realidad paralela, sin maletas ni documentos, donde cambiaremos de identidad a nuestro antojo. La vida está llena de trampantojos y hoy nos dedicaremos a descifrarlos y a crear nuevos escenarios. Agárrense señores oyentes, comienza nuestro programa de hoy. Ya saben que contamos con sus aportaciones radiofónicas para enriquecernos y dar color a esta mañana de junio.

¿Y si yo no fuera Olegario, ni trabajara en una oficina…? ¿Quién sería, dónde estaría?

<<… Amigo, acérqueme la cuerda. Esta mañana se nos está resistiendo un poco la escalada por este cono volcánico>> <<Si, doctor Olëg, pero ya casi estamos en el cráter. Tenemos que ser fuertes, estamos cerca de hacer historia. La doctora Margot nos espera en el Centro de Interpretación. Ha recogido unas muestras de piroclastos y las están analizando en el laboratorio>><<Parece que ha habido pequeñas erupciones violentas de tefra esta mañana, no sabemos dónde acabarán cayendo.. Gracias Otto, espero que podamos llevarnos a casa los piroclastos, y así utilizarlos para diseñar nuevos revestimientos de horno, de horno..>>

“El horno, el horno! Ole, que se van a quemar las lubinas! Vaya, si que te has tomado en serio el viaje de la radio… ”

<< A continuación, van a escuchar una pieza interpretada por la violonchelista italiana Margherita Bianchi, en clave de sol, de sol…>> 

” ¿ Al sol, comemos entonces en la terraza, al sol? A nuestros amigos les gustará comer disfrutando de estos tímidos rayos de sol.”

<< En sol, definitivamente una pieza complicada de interpretar. ¡Qué rigor de ejecución! ¡Bravo Bianchi! Señores, es todo un honor y un placer asistir a este concierto de homenaje a la felicidad, a veces tan esquiva pero siempre posible. Presente en acontecimientos aparentemente nimios, pero que conforman verdaderas perlas… y siempre cómplice, la imaginación, imposible defraudarnos… La siguiente pieza corresponde al libreto de Davïdov…>>

Anuncios