mujer 6<< Cómo decora, cómo realza de manera singular ese mentón tan exquisito. Embellece tu cara cándida y a la vez perturba a quien lo observa; hasta tu mirada es más luminosa, si cabe, aunque tus ojos siempre me hablan sin tapujos.¡Qué encanto! Podría contemplar tu lunar durante horas y aun así me sorprendería encontrármelo cada mañana.>>

– ¡Ole,Ole! ¿Quieres otro bombón? Mmmm… están deliciosos. Qué detalle tuvo la tía Flora regalándonos esta caja de chocolates suizos de sus últimas vacaciones. Creo que me he manchado un poco…

– ¡Oh, mi Anfítrite! No te la quites; es una peca excepcional, estratégica, que acompaña y adereza tus labios y que, como la luna hace con las mareas, me atrae hacia ellos sin otra alternativa… Bésame.

Anuncios