…revolvíamos ajenos en el cuenco de las cerezas.

Anuncios