Locos, solos

Nacemos nosotros Solo contigo So (loco) ntigo loco (s) Enamorados En (amor a) dos o a tres... a una: la vida da, aúna, a ti a mí Siempre locos, siempre solos   Para Manuel Alonso

Anuncios

El charco

A veces la vida es eso: una niña mirándose en un charco, alguien esperando una noticia, una oportunidad que se presenta de repente y no hay nadie para recibirla... La marquesina está vacía, hace poco que pasó un autobus y no se espera otro hasta última hora de la tarde. Mejor, así hay tiempo para... Seguir leyendo →

Cálido

Nos quedamos sin invierno. Las hojas caducas siguen en su hogar; preparadas para mudar, decidieron quedarse, dar cobijo a las auras más primarias. Y mientras, tú y yo, nos quedamos sin invierno. Nuestro verano permanece rebelde, juguetón y caldea nuestros muros. Tal vez, en breve, éstos caigan por un tiempo, siempre por un tiempo... ¡Alégrate,... Seguir leyendo →

BAILES REGIONALES

Orientando: Como las olas que produce el viento en el mar, tus brazos ondean en el aire; danzan libremente dibujando mapas, señales, partidas y destinos. No hay pérdida para el peregrino. Esperando: En tus piernas se refleja la demora, la tardanza de lo deseado. La expectativa crece y con ella los movimientos rítmicos, rápidos y... Seguir leyendo →

Melódica tú

Do- minio de mi ser. En un cúmulo de circunstancia banales, me uno a ti y formamos algo interesante, un círculo perfecto con algunos rincones donde escondernos y, a veces , aristas. Re - medio casero. Nada mejor que el tiempo para curarlo todo; eso dicen... Lo mismo no es cierto, pero seré testigo de... Seguir leyendo →

Estratocósmica

Dícese de aquella palabra que decimos o de aquel acto que cometemos que, sin pretenderlo de forma consciente, se nos escapa de las manos hasta alcanzar magnitudes cósmicas.

Porquequiso

Dícese de un acto que no tiene más explicación que la que buenamente quiera dar el que lo ejecutó.

Una cabezadita

《¿Qué tenemos aquí? Un recordatorio de estar vivo, un aviso de la próxima película que se proyectará en tu vida y que, a ésa, le seguirán muchas más. Así que, relajate y disfruta...》 Qué dulce había sido la cabezadita que había echado después de comer. El plato de guisantes hervidos y la lata de sardinas... Seguir leyendo →

El tranvía

Corría el año 1883 y corría más rápido que otros años. Tenía planeado pasar la primavera con la tía Adela. Había desarrollado repentinamente una alergia a la tiza que no me permitía terminar el curso sin sufrir episodios agudos de asma, principalmente en la clase de lengua. Abril llegó y con él, el cambio de aires... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑