BAILES REGIONALES

Orientando: Como las olas que produce el viento en el mar, tus brazos ondean en el aire; danzan libremente dibujando mapas, señales, partidas y destinos. No hay pérdida para el peregrino. Esperando: En tus piernas se refleja la demora, la tardanza de lo deseado. La expectativa crece y con ella los movimientos rítmicos, rápidos y... Seguir leyendo →

Anuncios

Melódica tú

Do- minio de mi ser. En un cúmulo de circunstancia banales, me uno a ti y formamos algo interesante, un círculo perfecto con algunos rincones donde escondernos y, a veces , aristas. Re - medio casero. Nada mejor que el tiempo para curarlo todo; eso dicen... Lo mismo no es cierto, pero seré testigo de... Seguir leyendo →

Estratocósmica

Dícese de aquella palabra que decimos o de aquel acto que cometemos que, sin pretenderlo de forma consciente, se nos escapa de las manos hasta alcanzar magnitudes cósmicas.

Porquequiso

Dícese de un acto que no tiene más explicación que la que buenamente quiera dar el que lo ejecutó.

Una cabezadita

《¿Qué tenemos aquí? Un recordatorio de estar vivo, un aviso de la próxima película que se proyectará en tu vida y que, a ésa, le seguirán muchas más. Así que, relajate y disfruta...》 Qué dulce había sido la cabezadita que había echado después de comer. El plato de guisantes hervidos y la lata de sardinas... Seguir leyendo →

El tranvía

Corría el año 1883 y corría más rápido que otros años. Tenía planeado pasar la primavera con la tía Adela. Había desarrollado repentinamente una alergia a la tiza que no me permitía terminar el curso sin sufrir episodios agudos de asma, principalmente en la clase de lengua. Abril llegó y con él, el cambio de aires... Seguir leyendo →

Morfeus

Eran las 5 de la tarde. Su pulso se iba debilitando al compás de la digestión. Eran las 5 de la tarde y su mente volaba, libre, al paraíso, a tierras lejanas; imágenes oníricas acudían a su mente agolpándose como queriendo traspasar a la realidad. Eran las 5 de la tarde y su única aspiración... Seguir leyendo →

mientras…

Mientras cruzas la acera, el tiempo retrocede hasta el principio de la canción y dice así: " Llueve caricias del revés a mi alrededor; me robaste el corazón y lo perdiste al huir. La bohemia me salvó de querer un porvenir. Quiero ser tu poeta de salón..." Llegas al otro lado de la calle y... Seguir leyendo →

(Invierno) Cosas que…

...pasan en Enero. Los pies congelados bajo la felpa, sintética, pero igual de agradable que la vida moderna. Las moscas no, esas no pasan ni de pasada. El amor sienta mejor con un caldito caliente, y el café divaga lento sobre la mesa. Hojeando una revista rota descubres unos esquimales que, en realidad, se llaman inuit, o ¿era anuk? y sus cuarenta palabras para... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑