La película del domingo por la tarde

Quién hablará de nosotras cuando hayamos muerto, se preguntaba la chica del pelo azul. Átame a tus recuerdos, matador, fugaz el tiempo que nos recorre. También la lluvia se llevó parte de mi, la inocencia y la flor de mi secreto. Los amantes del círculo polar caminan en zigzag, no quieren perderse entre el viento, no deben volver.... Seguir leyendo →

Anuncios

Noche de muertos

El hartazgo de lo desbocado. Silencio, silvestre. Niños tordo. Lluvia con pisadas, que se alinean formando serpientes, húmedas. Lo mismo, siempre. Unas palabras muy duras o blandas. Malas lenguas, que incendian bosques y cuecen habas. Murciélagos de prisa, canas y lluvia. Mal aliento. Palabras de nada, dicen algo, se contradicen, contractura, contracultura, tortura, hormigas, la... Seguir leyendo →

MI CIELO

¿Dónde guardamos los destellos de luz? En nuestros recuerdos, tuyos y míos. ¿Y los que aún no se han encendido? En nuestros anhelos, aún no vividos.   Una nueva llama está naciendo; será nuestro presente y futuro. Un lucero que brilla entre estrellas, estrellas entre las que siempre estuvo.

Muerte en los McDonald’s

McDonald’s  como porquerizas. Piaras de cerdos humanos chillando y rebosando grasa, sórdido líquido espeso que también gotea de sus cerebros. Chillan y gritan hasta estallarme 1000 veces, apenas batallas ganadas de una gloriosa guerra de estupidez. Seres humanos fabricados en masa como hamburguesas, vidas mal-gestionadas como franquicias. Ganas de huir. Sólo encuentro refugio en los... Seguir leyendo →

Si fuera…

Si fuera un animal ... fumaría regaliz en la playa. Si fuera un capitán de barco ... los molinos de Castilla olerían a escarcha. Si fuera un niño de teta ... buscaría alondras bajo las butacas. Si fuera el martillo de un carpintero ... gritaría besos en las espaldas. Si fuera extranjero en mi ciudad ... pintaría... Seguir leyendo →

Jugando a los crucigramas

Una de esas tardes de invierno en las que sobra el frío y faltan los apegos, Ole abre su cuaderno de crucigramas con la intención de encajar palabras, por si de aquel rompecabezas fatal sacará sentidos a la vida: "Cuando crujen las ventanas guardas ases en la espalda calabazas traen en las alforjas lorzas y otras milongas... Seguir leyendo →

La pared del final de la calle

La mancha en la pared la observa. Quizás, duerme en sus pensamientos la princesa de tinta (china). Pero es tiempo de apagar y encender la luz rota, que yace en el desconchón, todavía caliente... Tres de la tarde. Han caído los muros con entusiasmo. Vemos a la princesa, entre los escombros amoratados, sonreír para las noticias de las cinco.... Seguir leyendo →

Me enamoré de ti en una plaza

En el basurero de palabras perdidas y amantes de palomas abandonados, se vieron por primera vez.   Una vez fueron la misma cosa pero, un día de lluvia, su carne de mujer se separó de la piedra y su rostro y sus venas se volvieron de fría estatua.   Un extraño regusto a óxido y cartones les... Seguir leyendo →

Cuando Ole descubrió el diccionario

Margarita, tarada dama marcada, damnificada, dame metódicos cosmos, Moscú, cuneiforme, me mece cercano, no notó, Toscana, natal talismán, mandíbulas lastran vasallas llaves veniales, lesbianas nasales lesionan Nantes. Testarudamente tediosa, saltimbanqui quinquillera, rayuela, ella.    

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑